Cambie el tamaño del texto

Radioterapia

1   ¿Qué es radiocirugía extereotáxica?

En este tratamiento, se usan técnicas avanzadas guiadas por imágenes para administrar una dosis de radiación grande y precisa a un pequeño tumor que está bien definido.

El término cirugía puede ser confuso, ya que no se realiza ninguna incisión. Esta técnica se usa para tratar tumores que comienzan o se propagan hacia el cerebro o a la cabeza y región del cuello. Si la radiación se administra en una sóla dosis, se denomina radiocirugía estereotáxica. Se denomina radiocirugía estereotáxica fraccionada si la radiación se reparte en varias dosis separadas.

Cuando la radiación se dirige hacia la cabeza, se usa un marco para mantener la cabeza inmóvil y dirigir con precisión los haces de radiación.

Un término relacionado, radioterapia corporal estereotáxica (SBRT), es cuando se usa para tumores en otras partes del cuerpo, por ejemplo la espina dorsal, el hígado, el páncreas, el riñón, el pulmón y la próstata.

Una vez se ubica con exactitud el tumor (mediante estudios por imágenes), los haces de radiación se dirigen de una máquina al tumor desde diferentes ángulos durante un periodo de tiempo breve. Puede que este proceso se repita en caso necesario.

Este procedimiento se puede hacer utilizando un acelerador lineal que se mueve alrededor del paciente para administrar la radiación al tumor desde ángulos diferentes.

2   ¿Qué es la radioterapia y cómo funciona?

La radioterapia utiliza un equipo especial para enviar altas dosis de radiación hacia las células cancerosas. La mayoría de las células del cuerpo crecen y se dividen para formar nuevas células. Sin embargo, las células cancerosas lo hacen más rápidamente que muchas de las células normales a su alrededor. La radiación actúa sobre el ADN que se encuentra dentro de las células produciendo pequeñas rupturas que evitan que las células cancerosas crezcan y se dividan, y a menudo les causan la muerte. Puede que también las células normales cercanas se afecten con la radiación, pero la mayoría se recupera y vuelve a tener una función normal.

A diferencia de la quimioterapia, en la cual se expone todo el cuerpo a los medicamentos que combaten al cáncer, en la mayoría de los casos, la radioterapia es un tratamiento de aplicación local, la cual sólo afecta los órganos por donde ésta pasa.

3   Beneficios de la radioterapia

Por su capacidad para eliminar los tumores se puede utilizar como tratamiento único, y/o como tratamiento combinado con quimioterapia y/o cirugía.

Aún en los casos de enfermedad avanzada, cuando no es posible la curación se puede utilizar para disminuir el tamaño del tumor y mejorar ciertos síntomas como dolor, hemorragia, opresión, etc.; dando alivio y mejor calidad de vida al paciente.

4   Riesgos y efectos de la radioterapia

Algunos tipos de cáncer son más sensibles a la radiación y en ciertas áreas hay más facilidad para tratar los tumores con radiación sin que se generen efectos secundarios graves.

Hay límites en la cantidad de radiación que una persona puede recibir en toda su vida. Los médicos están informados sobre la cantidad de radiación que las partes sanas del cuerpo pueden recibir sin peligro de causar daños irreversibles, usan esta información para decidir cuánta radiación administrar y a qué punto se deberá dirigir.

Si alguna parte de su cuerpo ha recibido radiación antes, puede que no sea posible que vuelva a recibir radiación en esa parte una segunda vez (depende de cuánta radiación haya recibido la primera vez). Si una parte de su cuerpo ya recibió la cantidad máxima de por vida de radiación, podría ser posible que aún reciba radioterapia dirigida hacia otra parte del cuerpo sí la distancia entre ambas es lo suficientemente amplia.

5   ¿Cómo se administra el tratamiento de radioterapia?

La radioterapia se administra como radioterapia externa y/o interna. Algunos pacientes requieren ambos tratamientos.

Sí su médico recomienda un tratamiento con radiación, es porque entiende que los beneficios que recibirá superarán los posibles efectos secundarios. Aún así, esto es algo con lo que usted debe de estar de acuerdo.

1   Recomendaciones generales

  • Báñese normalmente todos los días pues son muy importantes los buenos hábitos de higiene
  • Use jabón suave (al no utilizar jabón las bacterias se van a propagar en su piel)
  • Proteja la piel con una crema hidratante
  • Use desodorante con bajo contenido de alcohol
  • Puede usar lociones suaves
  • Es muy importante el uso de bloqueadores solares en la piel expuesta al sol y sombrero para la cabeza
  • Cuide su alimentación, un buen estado nutricional favorece una mejor respuesta al tratamiento, las frutas y verduras deben ser consumidas en buena porción
  • Los efectos secundarios pueden incluir problemas con el apetito e intolerancias digestivas
  • Para pacientes a los que se les irradia abdomen o pelvis no es recomendable consumir verduras o lácteos
  • Es posible que durante el tratamiento se pierda por completo el interés por la comida
  • Aunque no sienta hambre es importante mantener un adecuado consumo de nutrientes y calorías
  • Se ha descubierto que los pacientes que se alimentan bien, toleran mejor el tratamiento y sus efectos secundarios
  • Prefiera una alimentación fraccionada, de 5 a 6 comidas al día en cantidades moderadas
  • Trate de estar acompañado y procure rodearse de un ambiente agradable y limpio
  • Si otras personas le pueden cocinar, permítales que lo hagan
  • Si usted consume bebidas alcohólicas, debe consultar a su médico si debe suspenderlas durante el tratamiento
  • Es posible que usted requiera de complementos nutricionales, consulte a su médico
  • Mantenga una hidratación adecuada, ingiriendo una buena cantidad de líquidos