Cambie el tamaño del texto

Radioterapia externa

1   ¿Qué es la radioterapia externa?

La radioterapia externa usa una máquina que dirige los rayos de alta energía desde fuera del cuerpo hacia el tumor. La mayoría de las personas reciben radioterapia externa durante el transcurso de muchas semanas en las que las sesiones se realizan de manera ambulatoria en un centro de tratamiento u hospital.

Para realizar la terapia externa se requiere localizar exactamente el sitio donde se encuentra el tumor: este proceso se llama SIMULACIÓN.

En la simulación se determina el área de tratamiento, para asegurar que la radiación se dirija correctamente. Se marca el área con varios puntos, los cuales deben conservarse hasta que haya terminado el tratamiento. A veces, el área se marcará con puntos permanentes como los que se utilizan en un tatuaje.

La información obtenida en la simulación se pasa al sistema de PLANEACIÓN, un computador especial que permite ver el tumor, los tejidos normales y cómo se distribuye la radiación dentro del paciente. Con esta información se escoge la mejor forma de irradiar el tumor y disminuir la irradiación en los órganos cercanos. A esto se le llama plan de tratamiento. Una vez aprobado por el médico, se dará inicio al mismo.

El tratamiento de radioterapia se hace en un equipo que dirige los rayos desde afuera hacia el sitio del tumor. Generalmente es ambulatorio, se asiste cinco días a la semana durante el tiempo que el médico determine.

La cantidad de radiación que el paciente necesita dependerá de factores individuales como: la localización del tumor, la profundidad y el estado general del paciente.

2   ¿Cómo planifica el médico la radioterapia?

Después de un exámen físico, así como de una revisión de su historia clínica y de los resultados de los exámenes que le han realizado, el médico localizará con exactitud el área a ser tratada.

La radiación es dirigida de forma muy precisa. Puede que se haga una máscara o molde de yeso de la parte corporal para que le ayude a mantenerse inmóvil durante el tratamiento. Puede que el técnico de radiación marque el área con pequeños puntos de tinta semipermanente. Con el transcurso del tiempo, las marcas serán propensas a desaparecer, pero es necesario que éstas permanezcan hasta que finalice su tratamiento. No use jabón ni frote estas marcas. A veces, puede que el área se marque con puntos permanentes como los que se utilizan en un tatuaje.

De acuerdo con la información de la simulación, de otras pruebas y de su tipo de cáncer, el médico decidirá cuánta radiación es necesaria, cómo se administrará y cuántas sesiones de tratamiento debe recibir.

3   ¿Cómo se aplica la radiación?

El paciente se acuesta en una camilla de tratamiento que está situada debajo de la máquina de radiación, cada sesión dura sólo unos minutos.

Según el área de tratamiento, es posible que tenga que desnudarse, por eso es mejor que utilice ropa que se pueda quitar y poner fácilmente.

Es indispensable que permanezca muy quieto durante el tiempo de irradiación aunque no tiene que aguantar la respiración. En ocasiones se hace necesario utilizar inmovilizadores para asegurar siempre la misma posición.

La máquina que se utiliza para dar el tratamiento puede moverse en diferentes ángulos, dirigiendo la radiación al área de tratamiento; no sienta temor ya que todo el tiempo usted y la máquina están siendo vigiladas para que todo funcione adecuadamente.

4   ¿Cuánto tiempo dura la radioterapia?

La dosis total de radioterapia externa normalmente se divide en dosis menores denominadas fracciones. La forma más común de administrarse es diariamente, 5 días a la semana (de lunes a viernes) durante 2 a 7 semanas. Los recesos de fin de semana permiten que las células normales se recuperen. La dosis total de radiación y el número de sesiones de tratamiento se basa en:

  1. El tamaño y la localización de su cáncer.
  2. El tipo de cáncer.
  3. La finalidad del tratamiento.
  4. Su estado general de salud.
  5. Cualquier otro tratamiento que esté recibiendo.

5   ¿Emitirá radiación el cuerpo durante o después de la sesión de radiación externa?

La radioterapia externa afecta a un grupo de células en su cuerpo sólo por un momento. Debido a que no hay una fuente de radiación en su cuerpo, usted no emitirá radiación en ningún momento durante o después del tratamiento.

El objetivo del tratamiento con radiación es atacar a las células cancerosas, ocasionando el menor daño posible a las células sanas adyacentes. Saber todo lo que pueda sobre los posibles beneficios y riesgos puede ayudarle a estar seguro de que la radioterapia es lo mejor para usted.